¿Cómo manejar el sentimiento de culpa?

En un artículo anterior revisábamos “¿qué es la culpabilidad y cómo funciona?”, en esta ocasión abordaremos el manejo del sentimiento de culpa patológico.

Muchos de mis pacientes arrastran una pesada carga en forma de culpa por la aplicación excesivamente rígida de sus valores. Por lo general se han desarrollado con mensajes de culpa que, por inmanejables o simplistas, no les resultan adaptativos en su momento vital presente. De esta manera han empezado a hacer cosas que realmente les hacen infelices o mantienen situaciones insostenibles por no ser verse una “mala persona egoísta”.

Algunos por el contrario acuden a terapia dolidos por no entender por qué los demás se alejan de ellos o los evitan, cuando en el fondo se encuentra una completa ausencia de sentimiento de culpa o una tendencia psicopática. Podríamos dibujar un continuo de culpabilidad en el que un extremo está conformado por la culpabilidad más melancólica y paralizante y el otro por la psicopatía. El sentimiento de culpa desproporcionado suele desembocar en insatisfacción con uno mismo, baja autoestima, ansiedad y/o depresión. Las tendencias psicopáticas suelen hacer que formemos relaciones vacías y guiadas únicamente por el interés de la satisfacción propia que desembocará en la soledad.  Ambos casos son patológicos y merecen ser tratados.

Siempre que hables con un psicólogo o terapeuta sobre LA CULPA te recomendará que la cambies por LA RESPONSABILIDAD. Pero ¿cómo diferenciarás si te estás culpando por algo o te estás responsabilizando?

Reconocerás a las personas que se “atascan” con la culpa porque hacen valoraciones generales sobre sí mismos, no se permiten fracasar y achacan a su forma de ser lo malo que hacen o lo malos que son. En otras ocasiones, al no saber qué hacer con esa emoción, culparán a todos los que les rodean o a las circunstancias de lo ocurrido. Consideran el fracaso o los errores como algo horrible. Hará afirmaciones del tipo “soy lo peor, qué mala persona soy, no merezco la pena, … ” y por lo general, no hará nada porque estará paralizado. Estará más ocupado en no sentirse culpable que en ocuparse para que la situación cambie.

Identificarás a las personas responsables porque se darán permiso para fracasar o cometer errores: entenderán que forma parte del proceso de aprender a vivir y que nunca se deja de aprender a vivir. Serán capaces de identificar las acciones concretas que hicieron o dejaron de hacer y actuarán en consecuencia en la siguiente oportunidad. Intentarán reparar los errores y se disculparán con las personas que hayan dañado con sus actos. No se sentirán mal por las decisiones o acciones ajenas a ellos, aunque impliquen a sus seres queridos. Se harán preguntas del tipo “¿cómo he contribuido yo a esta situación insatisfactoria?” O tendrán pensamiento del tipo “He tratado mal a este chico por lo que me ha estado ocurriendo en este día, me voy a disculpar con él porque he actuado mal. La próxima vez que tenga un mal día intentaré no pagarlo con los demás”.

Si sientes que la culpa está teniendo un protagonismo excesivo en tu vida o no está presente ningún día del año, y lo quieres remediar, no dudes en contactar con Tu psicólogo de confianza.

Abel Domínguez Llort

Psicólogo. Director de Domínguez Psicólogos

dominguezpsicologosmadrid.com

One thought on “¿Cómo manejar el sentimiento de culpa?

Los comentarios están cerrados.