Culpabilidad: ¿qué es y cómo funciona?

¿Alguna vez has cometido un error y no has parado de darle vueltas? ¿Sigues recriminándote por aquello que no supiste hacer bien o estás dejando de hacer algo porque te sentirás “una mala persona”? Probablemente no estés manejando de forma adaptativa tus sentimientos de culpa. Sigue leyendo y aprenderás algo sobre este estado de ánimo.

 

Como ya hemos hablado en otros artículos todas las emociones son adaptativas (Ver artículo “La función de las emociones negativas”) ya nos resulten cómodas o incómodas. Pero todas nos dan información de cómo estamos y de nuestras necesidades.

El sentimiento de culpa es una emoción, por lo general incómoda, que nos informa de que hemos hecho algo malo o lo vamos a hacer, habiendo molestado a alguien o ante la posibilidad de hacerlo. Aparece cuando interpretamos que hemos fallado a nuestro sistema de valores morales y consideramos que no hemos obrado bien. Si lo sentimos antes de hacer algo lo llamaremos preocupaciones y si lo sentimos tras haber obrado mal lo llamaremos remordimientos.

Nuestro sistema de valores o moralidad se va moldeando a través de los mensajes que recibimos de nuestros padres, profesores, amigos y compañeros y la sociedad en general. Esto nos ayuda a diferenciar lo que está bien de lo que está mal y lo que es deseable e inadecuado; nos facilita la adaptación a nuestro entorno. También nos empuja a buscar la aprobación de los demás y esto en ocasiones nos hace más manipulables y vulnerables.

Solemos convivir con pensamientos negativos o de reproche contra nosotros mismos, pero en ocasiones la culpa puede bloquearnos e impedirnos proseguir con nuestro día a día. Esto le ocurrirá en especial a personas con pensamiento dicotómico (tendentes a percibir las cosas “en blanco o negro”), con una personalidad rígida e hiperexigentes y/o a personas que hayan recibido mensajes “culpógenos” desde su infancia. El polo opuesto de este continuo culposo lo ocuparían las personas con tendencias psicopáticas, que por su ausencia de culpa hieren a los que les rodean y les utilizan para sus fines.

Estos son los mecanismos que subyacen al sentimiento de culpa, si quieres saber cómo manejar estos sentimientos no dejes de leer el artículo: “¿Cómo manejar el sentimiento de culpa?” y no dudes en consultar con Tu psicólogo de confianza si te has identificado con este artículo y quieres trabajarlo.

Abel Domínguez Llort

Psicólogo. Director de Domínguez Psicólogos

dominguezpsicologosmadrid.com

One thought on “Culpabilidad: ¿qué es y cómo funciona?

Los comentarios están cerrados.