¿Uso o abuso de las tecnologías?

Vivimos una época en la que el uso de las tecnologías está totalmente incorporado en nuestro día a día. Ordenador, Tablet y móvil son elementos de los que echamos mano para trabajar, consultar diferente información o simplemente distraernos.

 


Manejamos nuestras cuentas bancarias, el correo electrónico, contratamos vacaciones, vemos películas, organizamos eventos, consultamos la previsión del tiempo… y otras miles de acciones que realizamos a través de internet, rápidamente y sin movernos de la silla.movil y menores

Nadie duda de la comodidad que supone el uso de la tecnología. Parecen todo ventajas, pero, ¿hay inconvenientes? Desde Domínguez Psicólogos creemos que sí: sobre todo en el modo o la cantidad de horas que se usen, más que en el uso en sí mismo.

Más de uno hemos estado a punto de chocar por la calle por ir con la vista fija en la pantalla del móvil o hemos desconectado de una conversación con amigos por atender a un whatsapp. Se habla mucho de la adicción a la tecnología, aunque quizá no haya que llegar a ser adicto para darnos cuenta de que hacemos un mal uso de la tecnología.

En la actualidad hay un gran debate sobre cómo limitar el uso de aparatos electrónicos con niños y adolescentes. Es frecuente que los padres duden acerca de la edad más apropiada para que sus hijos tengan móvil, también que se inquieten por el acceso a determinada información a través de internet. Preocupa el acoso a través de las redes sociales, la pérdida de intimidad que puede suponer el manejo de la información que hay en la red…Surgen muchas dudas de cómo manejarse en un nuevo tipo de comunicación en la que todos somos nuevos. Tanto es así que incluso la Policía Nacional hace una propuesta para que padres de hijos menores de 13 años fijen con ellos por escrito unas normas de buen uso de su móvil, tablet, ordenador o dispositivo conectado a internet para que lo hagan de forma segura, privada y respetuosa.

Profesionales de la salud y de la educación pueden hacer recomendaciones cuando existe un conflicto por el uso de la tecnología, aunque muchas veces la mejor solución es pararse a pensar y aplicar el sentido común. ¿Hacen nuestros hijos buen uso de las tecnologías, controlamos realmente dónde acceden o la cantidad de tiempo que pasan navegando en la red, justifica que permitamos a nuestros hijos tener movil porque sus compañeros lo tengan? El debate está abierto, os animamos a participar a través de las redes sociales.

Cristina de la Rosa Tineo

Psicóloga experta en niños y adolescentes.

www.dominguezpsicologosmadrid.com