Cómo superar el verano en pareja (parte 2)

Como lo prometido es deuda, aquí está el segundo de los artículos para que vuestra relación de pareja salga reforzada del verano (Puedes leer el primero pinchando aquí):

 

  • Pasar más tiempo juntos hace que surjan discrepancias. Las rutinas acaban y eso hace que debamos hacer un pequeño esfuerzo para adaptarnos a las nuevas exigencias de la situación por lo que aparecerá cierta sensación de cansancio (ver beneficios de las rutinas). Cansancio y discrepancias suelen acabar en discusión asegurada. Pero será una gran oportunidad para aprender a comunicarnos de forma eficaz con la pareja. Dirigiendo las discusiones hacia la búsqueda de la solución más que del culpable y hacia la búsqueda de acuerdos (cuando se trate de cuestión de preferencias) más que de salirnos con la nuestra. Empatía y asertividad serán dos palabras que nos ayudarán a crecer como un equipo.
  • Pasar las vacaciones con la familia política o los amigos puede dañar la relación de pareja. Esto será así en la medida que no encontremos un espacio físico y emocional para la complicidad y disfrute de nuestra relación (no hablo de sexo). Además en ocasiones deberemos poner límites a nuestros seres queridos para que nuestra relación no se vea afectada por la convivencia. Cuantas más personas estemos conviviendo, más puntos de vista habrá que tener en cuenta y más concesiones habrá que hacer respecto de los deseos propios.

vacaciones en pareja Dominguez Psicólogos MadridAl estar más tiempo juntos podremos aprovecharlo para reencontrarnos con la pasión y el deseo en nuestra relación (ahora sí que hablo de sexo). Además nos permitirá tener detalles con nuestra media naranja que carguen las pilas de la relación. Podremos emplear una parte de nuestras vacaciones en hacer sentir bien al otro aportando un «bonus extra» para que a nuestra historia de amor todavía le queden muchos capítulos por delante. Al fin y al cabo la ilusión es el mejor combustible del ser humano.

  • Aprovechad para hacer planes de futuro juntos. Hablad con vuestra pareja de vuestros sueños y de vuestros deseos de futuro. Muchas veces tomar distancia física, en un viaje, de nuestra cotidianeidad nos permite dar enfoques nuevos a los problemas de siempre o recalcular nuestros rumbos.

No recuerdo quién dijo eso de “la vida es eso que te ocurre mientras te empeñas en hacer planes”, y tenía mucha razón, no obstante hacer planes nos permite estar en movimiento, ya sea en individual o en pareja, y disfrutar del presente mientras nos dirigimos hacían un qué. Por ello os deseo “que la muerte os sorprenda (dentro de mucho tiempo) caminando hacia vuestro siguiente objetivo”. ¡Felices vacaciones en pareja!

Abel Domínguez Llort

Director de Domínguez Psicólogos

www.dominguezpsicologosmadrid.com